LA ESPERANZA QUE TODO LO PUEDE

Comentarios deshabilitados 26 abril 2011
DisminuirAumentar


La mañana del Viernes Santo un gentío se apoderó de las inmediaciones de la Basílica de la Macarena. Desde horas muy tempranas se fue formando una cola que se extendía por toda la calle Bécquer, rodeaba Feria y se introducía hasta bien mediada la Resolana, con el fin de poder contemplar a nuestros Sagrados Titulares que permanecían en sus pasos procesionales, tras la decisión tomada de no efectuar la estación de penitencia, en la Madrugada del Viernes Santo, a casua de pertinaz lluvia que cayó durante toda la noche y gran parte de la mañana del día 22.
Hasta el cierre del Templo Macareno fue incensante el tránsito de devotos, fieles y hermanos. Se vivieron momentos de inusitada emoción y numerosísimas personalidades religiosas, políticas, de las artes y la cultura compartieron instantes que nublaron muchos ojos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR