Convivencia macarena de los integrantes del Programa de Acogida de Niños bielorrusos.

29 junio 2012
DisminuirAumentar


IMG_HOME

En la tarde del pasado día 28 de junio, en el salón de actos de la casa de hermandad de la Macarena, se celebró la tradicional convivencia entre los padres de acogida y los niños bielorrusos que nuestra Corporación, a través de la Asistencia Social, desplaza cada verano para sanear sus cuerpos de las radiaciones que se mantienen en el ambiente del país, desde que ocurriera el lamentable accidente de la central nuclear de Chernobil.

Durante el mismo la monitora del grupo agradeció las palabras de bienvenida que pronunció D. Manuel García García, Hermano Mayor, por el cariño, el trato y el denodado esfuerzo que la realiza la Hermandad para que este grupo de jóvenes saneen sus vidas con la alimentación y el clima adecuado, e hizo entrega de dos retablos con las imágenes de la Virgen María que se venera en sus tierras y San Nicolás, patrón de la nación.

Según el OMS la estancia de estos niños fuera del ambiente radiactivo que se asienta y suspende en el aire de Bielorrusia, les previene en la posible adquisición de enfermedades y equivalen a dos años de inmunidad ante los peligros radioactivos.

Fotos NHD Antonio Tirado Muñoz


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR