El Anuario Macareno

29 diciembre 2012
DisminuirAumentar


Noticia Esperanza Nuestra

La Hermandad de la Macarena cierra otro año. Encaja sus puertas como lo hace con las de su Basílica en la mañana del Viernes Santo:  despidiéndose de frente con el paso de su universal Virgen, mirándonos desde un encomiable balance de metas cumplidas, con el toque final de su  pródiga obra asistencial.

El grueso anuario que acaban de recibir estos días sus doce mil hermanos, es una larga memoria de entrega generosa en cuerpo y alma que honra no sólo a la famosa Hermandad, sino a todas las de Sevilla, pues garantiza con su ejemplo salir sobradamente airosos de la curiosidad y del análisis a los que las someten sus detractores. El expediente macareno es impecable. Da tranquilidad que esto sea así precisamente en donde está el espejo de tantas hermandades (no sólo ya de nuestra ciudad sino de todas partes). Pero lo que quiero destacar es el enorme valor del anuario en sí mismo, el hito que representa en la historia de las publicaciones cofrades.

 Conozco bien de cerca este género. Me impliqué en el tema hasta el punto de fundar en 1980 “Sevilla Nuestra”, una revista sobre la Semana Santa de Sevilla, que persiguió llenar por cuatro años el vacío producido por la desaparición de las tradicionales revistas de primavera. Habían sido posibles gracias a las iniciativas particulares de sus directores, ajenos las más de las veces al ejercicio profesional del periodismo, y sin otro apoyo económico que el de la inserción de anuncios, logrados por una contratación basada en la amistad con quienes regentaban comercios tradicionales. El patrocinio, más que la publicidad, era la razón de aquellas ayudas imprescindibles para sacar adelante una prensa cofrade eminentemente familiar. Fue impagable lo que debimos en aquellos tiempos a Rafael Salvatella por “Amor”, Cipriano Gómez Lázaro por “Al pie de la giralda”, o Manuel Ferrón Juárez por “Albores de primavera”. Y no digamos a Marín Vizcaíno por el Boletín de las Cofradías y hasta el embrión de este actual volumen de “Esperanza Nuestra”. Si a alguien le interesa pormenorizar en este tema, que consulte en la hemeroteca el estudio de Ramón Martín Cartaya que el ABC recogió en una serie cuaresmal de los años ochenta.

 Nada ha llegado tan lejos como este “Esperanza Nuestra” que edita anualmente la Hermandad de la Macarena; una vez más, marcando la pauta. Es tan interesante que podría quedar al alcance más allá de los hermanos que lo reciben, a la venta para el público en general.

 Creo que nunca se cuidó tanto una publicación cofrade. O, para salvar la buena fe de quienes se encargaron de otros casos, al menos no se logró un resultado como este de La Macarena. Una exquisitez. Hay una estrecha relación de calidad entre el continente y el contenido, entre el aspecto gráfico y la literatura.

 Es un acertadísimo conjunto de elecciones bien hechas, algunas tan básicas como decisivas, como pasa con el formato, la maquetación o el tipo de papel mate. Y en cuanto a sus ilustraciones, que se extienden por sus páginas en la proporción del  agua al planeta, es asombroso comprobar la originalidad de la mayoría, bien difícil a estas alturas para una Hermandad multireproducida. Queda demostrado que aún quedan perfiles y puntos de vista por descubrir. El truco está en mirar bien, en fotografiar cualquier resquicio de novedad. Aquí hay auténticos exploradores de perspectivas.

 Los textos son magníficos y sin  erratas, lo que delata una tarea escrupulosa de corrección de pruebas. Y señalo como un relevante ejemplo de magnífica literatura la de Manuel Mantero, desde la Universidad de Georgia en Estados Unidos. Tiene el doctorado de la fonética de la Semana Santa de Sevilla.

 Combinando maravillosamente el presente con la historia, “Esperanza Nuestra” es un ¿boletín?… En todo caso,  un inclasificable tan bien llevado a cabo, que es la propia publicación la que se tiende a sí misma la dificultad,  el reto y el obstáculo de ser igualada o superada el año que viene.

José María Fuertes

Para Sevilla Press


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR