Sobre los buenos hijos

2 diciembre 2012
DisminuirAumentar


luto_home

En los momentos tristes de la vida las personas nos manifestamos, a veces, con una sensibilidad que destaca la gran humanidad y corazón que tenemos. El pasado martes día 28 falleció mi padre Francisco Pérez y Pérez. Gran cofrade y sevillano y uno de los fundadores de la Hermandad de Los Javieres. Pero nació en la calle Relator y eso no es cualquier cosa. Fue Macareno de corazón y recuerdo la gran ilusión que le hizo mi pertenencia a la primera cuadrilla de hermanos costaleros de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. Y años más tarde vino otra gran alegría, ya que sus dos nietos, Francisco Cayetano y Salvador, pasan a ser componentes de la banda de la Centuria Juvenil.

Sé que la gran ilusión de sus nietos era la de visitar a su abuelo en la residencia donde vivía vistiendo de Armao. No ha sido posible , pero a los dos les digo que no se preocupen, ya que el abuelo tiene un palco reservado para verlos que ni es Campana ni Avenida. Es al lado de su Cristo y de su Virgen desde donde les dará sus “ole” y sus palmas a esa gallarda Legión III de Sevilla donde sus nietos formarán con orgullo algún día no muy lejano.

Me enorgullece haber visto a mis hijos demostrar su amor a su abuelo durante su vida y en estos momentos tan tristes. Y jamás se me olvidarán esos detalles vividos en estos dos días lleno de emociones tan indescriptibles. Llamaron a un amigo y compañero de la banda, Alberto, que nos trajo una de las plumas que lució en la pasada Madrugada, y con cariño se la colocaron sobre su pecho, junto a la medalla de Los Javieres. Y en el momento último de la despedida, Fran lleno de coraje y valentía, se atrevió a recitar con voz adolescente y quebrada por la emoción,la poesía que su abuelo llevaba por bandera “PERO COMO TÚ NINGUNA ”. Unida la familia con esos versos de fondo fuimos más familia y sentimos con orgullo y como bálsamo de consuelo la mirada de nuestra ESPERANZA y de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia.

Gracias a mis hijos que son buenos hijos, buenos nietos y que serán buenos padres y buenos abuelos.
Que la Señora de La Esperanza lo tenga en su Gloria : DESCANSE EN PAZ


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR