Plegaria a la Macarena

23 abril 2013
DisminuirAumentar


macarena

Me enamoré de tus ojos

la pasada madrugada,

y delante de tu palio

quise rezar sin palabras

porque fue mi corazón

quien te llenó de plegarias.

Plegarias por los que sufren,

por los que no tienen nada,

por los que están sin trabajo,

por los enfermos, que en casa,

te ven sin abrir sus ojos

perdiéndose en tu mirada.

¡Qué Gloria tan infinita

se apoderó de mi alma!

cuando te vi entre la cera,

entre varales de plata,

entre los claveles blancos

que brotaban a tus plantas,

entre el sentir de tu gente,

entre Vivas y entre Palmas,

y hasta vi llorar al cielo

cuando despuntaba el alba

porque no podía creerse

la hermosura de tu cara.

Y me entregué por entero

a descansar en tus lágrimas,

y quiero que seas mi guía,

que a mi vida traigas calma,

y que ampares a mi hijo,

y al que ahora está en las entrañas

de la mujer que me sigue

cada día, cada mañana.

Por eso te pido Madre

que bendigas con tu Gracia

al que llora por sus penas,

al que en la vida no avanza,

a los que no tienen techo,

a los que el paro le mata,

a los niños de las calles,

a todo el que sufre y calla,

para que todos los días

sean eterna Madrugada

y cuando miren al cielo

nunca falte tu ESPERANZA.

 

                                            NHD   Jesús Fco. Puyana Román.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR