No, no llores si este año no pudiste salir.

7 agosto 2013
DisminuirAumentar


colaboración 01

¡¡ Niño¡¡, ¡¡ Leo, Niño¡¡ no llores si este año no has podido salir, sé, que era tu primera vez;  cuando supe que  ibas a nacer, mi primer regalo, quería que fuese tu ropa de nazareno , con mucho dobladillo, la abuela  las  manoletinas  con  hebillas que ponen Sentencia. Después de cuarenta años,  Yo, también me vestía de verde como Tú, te he estado esperando, todo ese tiempo,¡¡mira si tenia ganas de salir contigo¡¡ .No, no llores si este año no has podido salir, los caramelos, ya veremos lo que hacer, las estampitas todo el año para repartir, las medallas las guardaremos y el año que viene Dios, dirá.  No te va a faltar de nada, aquí, somos un poquito presumidos y queremos ir guapos, como el que más, es nuestro día, el día mas esperado de todo el año, y veras que siempre no es como uno quiere,  puede que un año te pongas malito, puede que vuelva a llover, puede,…. puede pasar tantas cosas, que sin querer algún día, no de buen grado, pero con el tiempo  aprendas aceptar,  que son como piedrecitas, que la Virgen nos pone, para darle más valor, a la noche que esta por llegar. Te esperan  muchas , muchas Madrugá,  cuando seas un poco más grande, te daremos una varita, Yo, te esperare, cuando la noche le de paso a la mañana, allá por la Encarnación, mu bien peinaíto, y tu ropa siempre como si la fueras a estrenar,  otro año  te daremos  una velíta y le des cera  a los niños que quieren hacer una bola,  mancharas  alguno que delante tuya este, te dirá  ¡¡ ten cuidado ¡¡ , pero eso es normal, algunos protestan, protestan, pero no se perderán ni una, si en ellos está;  cuando menos lo pienses, nos tendremos que pelear con tu Mama, Tu le dirás que ya eres grande y que quieres toda lo noche, lo conseguiremos, el primer año si llegas a la Catedral, mucho será y un cirio de mayor, aunque te pese tu querrás llevar; si te apuntas  y ayudas, podrás vestirte unos años de acólito, perfumando las calles de Sevilla; con el tiempo los tramos primeros iras dejando, presumirás de que vas en el cuarto, en el quinto,…….., si,  solo veras nazarenos delante, nazarenos detrás, no escucharas música, pero da igual, vamos dando luz a Nuestra Hermandad, siente orgulloso eres ni más ni menos, que un Nazareno de la Macarena, y eso solo lo podemos decir, los elegidos, si, aquellos que por uno u otro motivo, a lo largo de la vida, Ella, nos miro y sin saber como te deje atrapado.

      Con el tiempo, a lo mejor tienes la suerte, de poder vestir la ropa de  Armao, son solo cien, darán custodia al Señor, y sus plumas blancas, a la noche le dan un color especial, la cara descubierta, son los primeros en vestir y desde la mañana del Jueves ,  visitaras el hospital, verás a niños  que están en cama, les darás una estampita para que se puedan pronto curar. A lo mejor quieres ser costalero como lo fue mi Padre, es duro, pero eso no tiene igual, saber que sobre tu cuerpo meces a la Madre de Dios o a su Bendito Hijo, eso te ayudara en la vida y te hace muy especial.

       Leo te digo que no llores, por que por algún motivo, Ellos no han querido que  lo hagas, veras, te confieso, que aunque ya sea mayor, aquí todos nos hartamos de llorar, y dirás que porque, Yo te lo digo, lloramos por todo, por la alegría de llegar, lloramos por los que algún día tuvieron que dejar su sitio,   lloramos tanto, que a lo mejor es por eso que tenemos que llevar antifaz, lo hacemos cuando vemos el paso volar, cuando abrazas a un hermano, cuando la  noche se acaba, cuando dejas tu cirio y sobre todo cuando, te miras para dentro y aunque te falte algo, lo pases bien o mal, tu estas ahí, donde siempre has querido estar.

       Si tienes suerte, llegaras a comprender lo importante que es vestir tu túnica de nazareno, eres la continuidad de tantos y tantos hermanos que con el paso de los siglos, nos han dejado aquí, es nuestra responsabilidad y con el paso de los años, serás Tu, el que le cuentes a tu hijo, que es ser Macareno, le dirás que los buenos Macarenos somos unos benditos, con la obligación de repartir Esperanza no solo la noche del Jueves Santo, el Macareno tiene la obligación durante todo el año de ser reflejo, de quien desde el  Camarín  siempre te espera, tendrás el peso divino, de poder decir que eres hijo de la Esperanza.

       Ya sabes Leo, por lo que no tienes que llorar, mira la vida con  fe, la alegría de quien  eres, ahora duerme, y lo mismo mañana te cuento, lo que que  vivimos el año en que nos tuvimos que meter el Salvador , y aunque Tu,  no repartiste estampitas, no te pudiste vestir de nazareno, Tu venias conmigo y sin saber como, Yo ya te llevaba de la mano.

                 A mi nieto, ni más ni menos que otro eslabón por engarzar.

NHD Ángel Antonio Tirado Muñoz


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR