A la Santísima Virgen de la Esperanza

13 marzo 2014
DisminuirAumentar


Señora, se acerca Mayo.

Tu coronación evoco,

cuando Sevilla te aclame

y te cubra de piropos,

al cumplir cincuenta años

cincuenta años de gozo.

Esperanza Macarena

que de nieve eres Copo,

Tu Manto de Realeza

será Divino Tesoro,

y todo será Dulzura

por Dulzura de Tus ojos,

que le dan la paz al Mundo

ha de notarse en Tu Rostro,

se escuchará una Plegaria

sobre el Palio Tembloroso.

Eres, Madre, tan Hermosa

como el Cielo Luminoso.

La Ciudad se ha recreado

en Tu pañuelo Amoroso,

y la Giralda hechicera

será una Rosa en Tu Trono,

y Tu Trono, Madre mía

sentirá profundo Gozo,

donde toda su Hermosura

ha de ser un heliotropo,

y será Blanza Azucena

la Torrecita del Oro,

y la Torre de la Plata

será Purísimo Gozo.

El Barrio de Santa Cruz

se llenará de alborozo.

Los jardínes del Alcázar

han de secarte los ojos,

que Lloran de la emoción

que abren cauces Luminosos,

y la Hermosa Primavera

es un Primor Primoroso,

y la Gran Semana Santa

secará Tus Lindos ojos.

Será la Feria de Abril

un Rocío Esplendoroso,

y cubrirás de Esperanza

en el Corpus Luminoso.

¡Esperanza del Dolor

del Dolor más Doloroso!

Autor: D. Francisco Valdés Montes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR