Comentarios del Rector sobre Segundo Domingo de Pascua

27 abril 2014
DisminuirAumentar


Antonio Borrego Cobos_Portada

DOMINGO SEGUNDO DE PASCUA

Estaban los discípulos en una casa con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Entró Jesús y les dijo: “Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. Exhaló su aliento y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos”.

Los discípulos, llenos de alegría, dijeron a Tomás: “Hemos visto al Señor”. Pero él les contestó: no lo creo. A los ocho días, estando los discípulos y Tomás con ellos, llegó Jesús y le dijo: “trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente”. Contestó Tomás: “Señor mío y Dios mío”.

Por la resurrección de Jesucristo, Dios nuestro Padre, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, una herencia incorruptible.

Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común.

Dad gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR