Exaltación del Cincuentenario de la Coronación

20 mayo 2014
DisminuirAumentar


DSC_0147 copia

La Exaltación del Cincuenta Aniversario de la Coronación  Canónica de María Santísima de la Esperanza Macarena respondió con creces a las expectativas que había despertado. El marco del Teatro Lope de Vega resultó pequeño para la gran demanda de localidades. Desde las siete de la mañana del pasado sábado un elevado número de hermanos aguardaban a que se abrieran a las once las dependencias de nuestra Hermandad para hacerse con una invitación.

La Exaltación del Cincuentenario de la Coronación corrió a cargo de nuestro hermano D. Joaquín Caro Romero, poeta, escritor y académico. Su pieza oratoria y literaria estuvo llena de emotividad y macarenismo de principio a fin. Fue muy interrumpido por las ovaciones del auditorio.

“Con corona o sin corona

la Esperanza es Macarena”,

Así empezó el pregonero su disertación, que supo expresar y conectar con gran riqueza de vocabulario un original canto de amor a la Esperanza, en un desfile de emociones y recuerdos, mezclando prosa y verso, salpicado de anécdotas y vivencias personales que pulsaron la sensibilidad de los oyentes.

Joaquín Caro Romero habló de la juventud macarena “que germina a la sombra y a la luz de nuestros Sagrados Titulares”. Aludió a etapas dramáticas de la Hermandad en la década de los años treinta, a cuando se desprendió de su corona para remediar las necesidades materiales de su pueblo.

“En la Macarena Dios es más Madre que Padre”, dijo nuestro hermano Joaquín, retomando palabras del fugaz Papa Juan Pablo I sacadas a su vez de la fuente del profeta Isaías. Se refirió también a la misión evangelizadora, formativa y social de la Hermandad, a su cantera purísima de caridades. Se detuvo en los padrinos de la Coronación –Inmaculada Rodríguez Guzmán y José Hernández Díaz, que representaban, respectivamente, a las Hermanas de la Compañía de la Cruz y a la Ciudad de Sevilla-.

Tuvo en todo momento muy presente el pregonero sus vínculos macarenos y a las Hermanas de la Cruz. A las mujeres macarenas le dedicó un romance, largamente aplaudido, y otro originalísimo romance a la Virgen Macarena en el parque de María Luisa –quizá la pieza de más alta calidad literaria y de gran riqueza expresiva. También empleó el molde métrico de las soleares para otras aproximaciones macarenas, finalizando con otro emotivo romance a las manos de Nuestra Señora de la Esperanza, cerrando su magnífica exaltación con estos versos:

“Y cuando me llegue el día

en que ante Dios comparezca,

tomad, Señora, mis manos,

que se queden en la vuestras”.

Presentó el acto y al pregonero el periodista y escritor D. Francisco Robles Rodríguez. Intervino la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla bajo la dirección de D. Francisco Javier Gutierrez. Se interpretaron las marchas procesionales “Macarena”, de Cebrián, y “Coronación de la Macarena”, de Braña, así como los himnos de Andalucía y Nacional.

Ocuparon, en el escenario, la presidencia del acto, la Excma. Sra. Subdelegada del Gobierno Dª Felisa Panadero, El Excmo. Sr. Teniente de Alcalde Delegado de Fiestas Mayores D. Gregorio Serrano, El Sr. Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena D. Manuel García, el presentador D. Francisco Robles y el pregonero.

Fotografías: Fotógrafos Hermandad de la Macarena

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR