Segundo día de Solemne Triduo

30 mayo 2014
DisminuirAumentar


12

 

La Hermandad consagró el Segundo día de Triduo iniciándose a las 20,00 horas, con el rezo del Santo Rosario, Ejercicio de Triduo y Santa Misa.

Ayer jueves 29 de mayo,  presidió el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Mazuelos Pérez, Obispo de Asidonia-Jerez y con la asistencia de los señores asistentes al  24º Congreso Mariológico Internacional, entre ellos el Obispo de Costa Rica y el de Chile.

Con la presencia del Sr. Hermano Mayor y Junta de Gobierno, ex hermanos, representantes de la Junta Superior del Consejo General de Hermandades, representaciones de las Hermandades de la Parroquia de San Gil Abad, Macarena de Madrid, Hermanos Mayores y Juntas de Gobierno de las Hermandades de la Esperanza de Triana, Polígono de San Pablo y Esperanza Trinidad de Sevilla y representantes  de la Hdad. de Ntro. Padre Jesús del Gran Poder  entre otras y con multitud de fieles.

Y con la magnífica y exquisita participación de la Coral Polifónica de la Hermandad de la Macarena y la Coral del Ateneo de Sevilla, bajo la dirección de D. Antonio Martínez Oliva. Con la participación de los lectores de la Hermandad. Todo bajo la dirección del canónigo  D. Luis Rueda.

¡Tú eres el orgullo de Nuestro pueblo!

Comenzó el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. José Mazuelos Pérez, Obispo de Asidonia-Jerez con versos de Rodríguez Buzón y  confesó su particular encuentro de Amor con la Virgen de la Esperanza durante su etapa de estudiante de medicina.

Dijo que: “la Catedral es marco de oración con la Esperanza Macarena presidiendo el Altar”, y que hacía cincuenta años se  proclamó que María es la Madre de Dios y Madre de la Iglesia con su Santa Coronación.  Posteriormente invitó a los fieles a reflexionar sobre la maternidad de la Virgen María: “la maternidad de María es fruto de la fe en Cristo, y Ella, es inseparable de su Hijo”.

¡Madre gozosa!

Madre que sigue la Sentencia de Muerte de su Hijo. Madre que lloró al pie de la cruz.

¡María es Nuestra Reina! Y reina en nuestros corazones.

Continuó su homilía proclamando que es la fe de un barrio que le expresa su cercanía, a la que llaman  Perla de San Gil, y en  cuyo llanto está expresado el sufrimiento de los más pobres, de los drogadictos, enfermos, ancianos, parados, etc… y a los que la Bendita Esperanza Macarena los acoge a todos bajo su protección, e incluso los que no tienen fe.

Finalizó invitándonos a contemplar su cara morena, pedir por los que sufren y acudir a Nuestra Madre, Reina y Macarena, sevillana, y Refugio de Pecadores. Sin olvidarse de  Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, pidiéndonos que acudamos a Él  para que nos invite a crecer en la fe.

¡Esperanza Nuestra! Intercede por nosotros.

En cuanto a la composición artística, el exorno floral estuvo compuesto por gladiolos, lisianthus , rosas polares de color blanco y lilium de color rosa para conectar visualmente con el cromatismo rosado del manto de Malla.

El plan del Altar se levanta sobre credencias de plata, obras de Fernando Marmolejo Camargo. La composición visual de las velas permite contemplar a la Virgen de la Esperanza en su totalidad potenciándose el efecto etéreo. Dos bellas ensaladeras de plata rematan los laterales del altar.

Fotografías NHD Sandra Arenas, Francisco Narbona y Miguel Expósito

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR