Paso de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia

DisminuirAumentar

Patrimonio artísticoEntre 1681 y 1683 el escultor Cristóbal Pérez realiza un nuevo paso y reforma el misterio completamente. Se ignora el aspecto de los trabajos finales de este artista, aunque es de presumir consiguió un conjunto muy rico que llamó la atención en cuanto a su opulencia, según comenta Arana de Varflora en el siglo XVIII. Este paso se renovó en torno al año 1810, si bien no sustancialmente, pues en época de los historiadores González de León y Bermejo era considerado de los antiguos y más logrados de la ciudad.

En 1857 se sustituye nuevamente, constando de una canastilla obra del escultor Vicente Hernández Couquet, de sencillas líneas en el plinto, pero con canasto ovoide de parentesco con los barrocos; los respiraderos tenían originales calados como si se tratara de cardinas góticas. Se aprovecharon los antiguos relieves pasionarios de Cristóbal Pérez y se restauraron también las figuras del misterio, pero sin sustituirlas. Este paso procesionó hasta 1910.

Patrimonio artísticoEn el año 1880 el escultor Emilio Pizarro y Cruz realizó varias intervenciones en el paso de misterio y en el 1989 se renovó profundamente. Para ello, se compraron tres figuras a la Hermandad del Valle, que las había suprimido del paso de la Verónica; ejecutado las restantes figuras secundarias el citado escultor.

El paso estrenado en el año 1910 es obra del tallista José Gil, de líneas rectas, con cartelas sostenidas por querubines del escultor Juan Luis Guerrero que apoyaban sobre el canasto de forma ovoide. Se volvieron a aprovechar los ocho relieves pasionarios barrocos y se añadieron otros cuatro. Este paso fue el primero en disponer los respiraderos en forma de pabellón. En la composición de la escena aparecía el Señor frente a Pilato y de espalda al pueblo. Diez años después se reforma la canastilla y se incorporan unos respiraderos tallados por José García Roldán.

En 1929 el imaginero Antonio Castillo Lastrucci realiza un nuevo misterio que tuvo gran aceptación, reformándolo en 1938 y ampliándolo en 1940. El antiguo misterio fue vendido a la Hermandad de la Yedra, de Jerez de la Frontera, donde sigue saliendo en procesión en la actualidad.

El paso actual (tarima y canasto) data del año 1955 y fue realizado en el Taller de Juan Pérez Calvo. La talla corresponde a Rafael Fernández Toro, los medallones y ángeles son obra de Luis Ortega Bru y el dorado lo realizó Antonio Sánchez, siendo nuevamente dorado por Luis Sánchez Jiménez en 1978. Se completa con cuatro relicarios en las esquinas realizados por Fernando Marmolejo Camargo.

Anterior Volver | Subir Siguiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR