Archivo histórico

DisminuirAumentar

Archivo históricoEl Archivo de la Hermandad de la Macarena se crea en el momento de fundación de la entidad, esto es, el año 1595, como consecuencia de la generación, emisión y recepción de documentos relacionados con la vida de la corporación y la necesidad de custodiar y conservar los libros de registro y cuentas de la cofradía. Dicha creación, ligada a la figura del escribano de la institución, se establece en las propias Reglas fundacionales, concretamente en:

Cap. III de los libros que a de auer en nra Cofradía. Se establecían tres libros “para el buen horden de la cofradia y hermandad“. En uno se recogería la nómina de hermanos, con sus fechas de ingreso. También se incluían en este libro los hermanos “que fueren escluidos” de la cofradía, junto con las causas de dicha exclusión. En un segundo libro se asentarían “las memorias mandas doctaciones y limosnas que se dieren y mandaren” a la cofradía, junto con el nombre del donante y fecha de donación. Al final del libro se recogería la nómina de hermanos, hermanas y bienhechores difuntos, “para que aya memoria dellos y se encomienden a Dios“. Por último, el tercero era un libro de acuerdos, que incluiría tanto los tomados en “cabildos y ayuntamientos“, con fecha y fe del escribano, como las penas impuestas a los hermanos.

Archivo histórico

Capitu. XI. del arca y archiuo de la cofradía. Se establecía que hubiera un rca en San Basilio para guardar la cera y el libro de nómina de hermanos, cuya llave obraría en poder del prioste. Los otros dos libros que, como señalaba el capítulo tercero, debía tener la Cofradía, se guardarían, también en el Colegio y junto a escrituras y limosnas, en un archivo cerrado con tres llaves, custodiadas respectivamente por el prioste, mayordomo y escribano, que debían estar presentes cada vez que se abriera, “y si estuuiere alguno impedido de la llaue aotro hermº que supla por el“.

Fondos

La mayor parte de los fondos conservados corresponden a documentos escritos (unas 300 cajas archivadoras o legajos), con un espacio cronológico que abarca desde 1595 a 2010. La temática es muy amplia, siendo abundante la documentación relativa al desarrollo cotidiano de las labores y funciones de la institución. En este sentido, destacan los documentos emanados de las oficialías de Mayordomía y Secretaría (en origen, escribanía), tales como libros de cuentas, de cargo y data, contratos, registro de hermanos, inventarios, Reglas, escrituras de propiedad, pleitos, indulgencias, correspondencia, etc

Archivo histórico

También es muy abundante la documentación relativa al alcance universal de la devoción a la Virgen de la Esperanza y a la fundación de hermandades y cofradías que bajo esa advocación se han venido constituyendo por toda España y fuera de nuestras fronteras, lo que pone de manifiesto el alcance no sólo nacional, sino internacional de la información contenida en dicha documentación.

Por otra parte, es extenso también el fondo gráfico del Archivo, con una importante colección fotográfica relativa a cultos y actos de la Hermandad y numerosos testimonios gráficos de visitas de personajes ilustres de ámbito mundial, siendo especialmente abundantes los relativos a Jefes de Estado y Presidentes de Gobierno de numerosas nacionalidades, especialmente de Sudamérica.

Forman parte también de los fondos proyectos artísticos originales, carteles y convocatorias, boletines de edición propia o de otras instituciones y una breve sección hemerográfica y bibliográfica.


Labores del equipo del Archivo

Desde 2004 se vienen realizando labores encaminadas a una correcta catalogación y conservación de los fondos documentales del Archivo de la Hermandad de la Macarena, a partir de criterios archivísticos. Un nutrido grupo de hermanos se reparte entre dos grupos de trabajo, el de Clasificación y catalogación y el equipo de Digitalización. La ordenación de los fondos a partir de un cuadro de clasificación, la catalogación de los mismos utilizando fichas sistematizadas, su depósito en condiciones que favorezcan la conservación y la digitalización de los documentos, de manera que se asegure la preservación de los mismos, constituyen las principales tareas en esta área.

Volver | Subir