MAJESTUOSO Y EMOTIVO REGRESO DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA SENTENCIA TRAS LA ESTACIÓN DE PENITENCIA A LA SANTA IGLESIA CATEDRAL

Comentarios deshabilitados 8 abril 2010
DisminuirAumentar


Como cada Viernes Santo, tras la concreción de la Estación de Penitencia en la Santa Iglesia Catedral, nuestros Sagrados Titulares regresaron a la Basílica en olor de multitud. Miles de devotos y fieles fueron situándose en las orillas de las calles del itinerario para rezar a Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. El primor que pusieron sus costaleros hizo de su regreso un verdadero sueño. Cada chicotá se convertía en un clamor de amor y fe que se transmitía a quienes contemplaban el tránsito de esta escena evangélica en la Cristo es Sentenciado. Conforme la numerosísima comitiva, que en todo momento arropó al Señor, se iba acercando al templo macareno, un rosario de saetas, flores y vítores alfombraban el discurrir sentimental de la Cofradía. La Resolana se transfifuró en un mar de alegría macarena cuando el Señor apareció, abatiendo el fulgor del sol con su presencia; una explosión de fervor popular saludó al Cristo de la Sentencia mientras los inigualbles y clásicos sones de la Centuria Macarena enaltecía los corazones y elevaba casí al éxtasis el discurrir del paso de misterio de la Hermandad. Pasado el mediodía, los cuatros zancos se asentaban en la Basílica mientras en las calles aún se seguía esparciendo la Esperanza.

Fotos cedidas por NHD Francisco Narbona Soto.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR