Esperanza Macarena, siempre eterna

6 marzo 2012
DisminuirAumentar


esperanzamacarena
Tal vez solo sea una persona mas, una de tantas a las que solo le es necesario ese momento, ese segundo que nunca llega…y cuando llega, se va, dejandote con el mas profundo sentimiento de la ausencia, esa madrugá. Solo soy una macarena mas, una hija como otra cualquiera de la madre de Dios, una de las afortunadas en la que su vida predomina la Esperanza como camino para la felicidad. Con los años vamos dejando atras cosas, personas y experiencias, pero hay algo, que como mi abuelo Antonio; quien no murio por casualidad un 18 de Diciembre… hay algo, que no dejare de hacer como nunca la dejo el, ire todas y cada una de las madrugas, todos y cada uno de los dias del año que pueda y tenga un misero minuto, ire solo a verla como se pasea por su casa, por la ciudad de la que es la reina, ire a ver como va llenando de Esperanza todos y cada uno de los rincones, de los azulejos sobre los que balancea suavemente el aire, las paredes en las que se refleja tu rostro con la luna de la noche y el sol del dia, ire solo pare ver otra vez tu cara morena, tus ojos llenos de azahar, ire hasta que mis piernas y mi corazón me fallen, ire solo para verte a ti Macarena. Los años pasan, la vida de la gente se apaga, y la luz de otras nace, el camino se nos terminara y la vida solo dejara de nosotros recuerdos, nuestra familia… y el cariño, el cariño por ella, estoy segura de que cada uno de los resplandores de sus esmeraldas son resplandores de nuestras almas y de el querer hacia ella, y para mi y muchos, eso es una de las mejores cosas que dejare en la vida. Por todo eso respondo un rotundo sí, cuando me pregunta si también soy de las que lloran con ella, por eso estoy orgullosa de ser macarena, porque ser de ella es otro mundo, es ser, sentir, llorar y reir, es ser asi, es ser de la madre de Dios, es ser de la Esperanza Macarena. Los siglos pasaran, el tiempo se agotara, llegaran nuevas modas, nuevas raíces y nuevas culturas, como decia el pregonero…ella, siempre se queda, ella es la Macarena, o lo que es lo mismo, lo eterno.
NªHªDª Carolina Roman Hidalgo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR