Preparación al Vía Crucis Primera Estación

16 febrero 2017
DisminuirAumentar


Via Crucis primera estación

JESÚS ES SENTENCIADO INJUSTAMENTE Y CONDENADO A MUERTE

 Señor de la Sentencia,

Tú eres el Dios de la Misericordia

Que no condenas nunca a nadie.

Ayúdanos a mostrar con nuestra vida,

Tu amor por toda la humanidad.

S: TE ADORAMOS, ¡OH CRISTO DE LA SENTENCIA ¡ Y TE BENDECIMOS!

R: PORQUE POR TU SANTA CRUZ RESDIMISTE AL MUNDO.

Texto Bíblico

«Pilatos llamó a Jesús y le preguntó: “¿Eres tú el Rey de los judíos?”. Respondió Jesús: “¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mi?”. Pilatos respondió: “¿Es que yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?”. Le respondió Jesús: “Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, los míos habrían luchado par que yo no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí”. Entonces Pilatos le dijo: “Luego ¿tú eres rey?”. Respondió Jesús: “Tú lo dices; soy Rey. Para esto he nacido yo y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz”. Le preguntó Pilatos: “¿Qué es la verdad?”» (Jn 18,33-38).

S: PALABRA DE DIOS.

R: TE ALABAMOS, SEÑOR.

Meditación

Que fácil es dictar condena, enjuiciar al hermano injustamente.

Que difícil resulta dar la cara quitarnos de encima nuestras creencias y vivir de una forma conforme a las enseñanzas del Nazareno.

Lo sabemos bien si seguimos las seducciones de la sociedad bien si no te crucifican.

Jesús es valiente no ignora lo que le espera pero ha optado por cumplir la voluntad de Dios, acaba de entrar en la hora mas amarga de su vida.

Oración Final

Señor de la Sentencia tu eres un Dios cercano el Dios del Amor, que no condenas a nadie, y que quieres que seamos felices.

Vamos a trabajar y a comprometernos cada día para no juzgar a nadie, para mostrar compasión y para eliminar toda clase de juicios y de condenas injustas siguiendo tu ejemplo.

Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R: Amén.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Jesús, pequé: Ten piedad y misericordia de mí.

NHD. Manuel María Aparicio Ramírez


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR