Coronación Canónica de la Virgen de la Esperanza Macarena

DisminuirAumentar

HistoriaCon fecha 17 de febrero de 1963 se produce el Breve Pontificio de S.S. el Papa Juan XXIII concediendo la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena. El 16 de Febrero se recibieron en el Vaticano los tres volúmenes sobre la petición de la Coronación Canónica de la Imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena. El día siguiente fueron presentados al Capítulo y unánimemente aprobados.

BULA VATICANA PARA LA CORONACIÓN DE
NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA MACARENA
PAULO MARELLA, CARDENAL-PRESBÍTERO DE LA
SANTA ROMANA IGLESIA,
DEL TÍTULO DE SAN ANDRES DE LAS HUERTAS,
ARCIPRESTE DE LA SANTA
PATRIARCAL BASILICA DEL PRINCIPE DE LOS
APÓSTOLES DE LA CIUDAD,
PREFECTO DE LA SAGRADA CONGREGACIÓN DE
LA REVERENDA FÁBRICA
al Eminentísimo y Reverendísimo JOSÉ MARÍA, CARDENAL BUENO Y MONREAL,
Arzobispo de Sevilla, salud en EL SEÑOR.

HistoriaPor las cartas que has enviado a nuestro Cabildo, que tiene el privilegio de coronar las sagradas efigies de la Madre de Dios, célebres por el arte y por la veneración, hemos sabido con ánimo jubiloso que en el Templo de una nobilísima y antigua Cofradía de la Ciudad de Sevilla se venera hace ya tiempo con delicadísima devoción la Bienaventurada Virgen María con el título de MACARENA. Habiendo entendido ser antiguo y fervorosísimo el culto a la Imagen de la misma Bienaventurada Virgen María y grande el concurso de fieles para venerarla, Nos que siempre hemos procurado, con todo esfuerzo, promover y defender al honor de la Madre de Dios ansiando asentir y satisfacer tu deseo y el de tu pueblo y las promesas de adornar con corona de oro la Cabeza de la Bienaventurada Virgen María, hoy juntamente con nuestro Cabildo y legítimamente congregado en la sala capitular y por unánime acuerdo del mismo hemos decretado y ordenado que dicha sagrada imagen de la Madre de Dios pueda ser coronada en nuestro nombre y con solemne ceremonia con valiosa corona de oro. Para llevar a efecto tal coronación, concedemos el encargo de forma que puedas realizarlo por Ti mismo, o si Te agrada, por otra persona por Ti delegada al efecto y que tenga vigor.

Dado en Roma, junto a San Pedro el día 17 de Febrero del año 1963, QUINTO del Pontificado de Juan XXIII.
Alonso Cipardi, Obispo Titular de Chispe.
Julio Barbeta, Obispo Titular de Faran. Secretario.
Con motivo de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de la Esperanza nace la Asistencia Social de la Hermandad con una dotación anual fija y bajo la dirección de un oficial de la Junta de Gobierno.

HistoriaEl día 27 de Mayo de 1964, a las siete y media de la tarde sale en su paso de palio la Santísima Virgen hacia la Catedral para los cultos preparatorios de la Coronación Canónica.

Tras el Triduo preparatorio que se celebra en la Catedral, el 31 de mayo tiene lugar un solemne Pontifical que estuvo presidido por S.E.R. Dr. D. José María Bueno Monreal, Cardenal Arzobispo de Sevilla. Actuaron los seises y la Escolanía “Virgen de los Reyes” bajo la dirección del Sr. Urcelay. La Orquesta Bética de Cámara con la Agrupación Coral de Sevilla bajo la dirección de D. Luis Izquierdo, interpretaron la Misa de la Coronación de Mozart. Al acto asistieron S.E. el Jefe del Estado y varios miembros del Gobierno.

Con motivo de la Coronación Canónica el paso de la Santísima Virgen estrena su palio en malla de oro, repitiendo el de 1942, pero más enriquecido en el relieve de sus adornos y el manto de la Coronación, según dibujo de D. Fernando Marmolejo Camargo, bordadas todas estas piezas en la Casa de Bordados de Sobrinos de Caro. Son padrinos de esta ceremonia la Comunidad de las Hermanitas de la Cruz y el Alcalde de la Ciudad en representación de la misma D. José Hernández Díaz.

HistoriaAsisten los Sres. Arzobispo de Catania (Italia); de Zaragoza, Dr. Cantero, Monseñor Añoveros de Cádiz; Monseñor Cirarda Auxiliar de Sevilla; Abad Mitrado del Monasterio de Poblet y el Canónigo de la Basílica de San Pedro de Roma, Monseñor Altabella, que actuó de Protonotario Apostólico. Ocuparon sitios preferentes Sus Altezas las Princesas Dª. Esperanza de Borbón y Orleáns y Dª. Ana de Francia, hija del Conde de París.

Esta ceremonia tenía que haberse celebrado en el recinto de la Plaza de España como estaba programado, donde se montó un aparato extenso y se daría directamente a toda la nación por Televisión Española, teniéndose que desistir por haber caído un fuerte aguacero en el momento del traslado a primeras horas de la mañana. La ceremonia se celebró en el interior del Templo Catedralicio en la puerta de la Concepción. El regreso de la Virgen a su templo se produjo el día 3 de junio.

Volver | Subir