ANEXO I. BREVE RESUMEN HISTÓRICO DE LA HERMANDAD

DisminuirAumentar

Se fundó esta Hermandad, en el derruido convento de San Basilio, aprobándose sus primeras Reglas el 24 de Noviembre de 1595, bajo el nombre de “Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza”. La primera estación la realiza por primera vez en 1624, aunque con anterioridad lo hacía acompañando a la de la Sagrada Cena, Humildad y Paciencia. En estos primeros años, la Hermandad procesionaba la imagen de un crucificado, obra del escultor Pedro Nieto, y la imagen enlutada de la Virgen de la Esperanza.

En el año 1653, se traslada a la Parroquia de San Gil, remodelando entonces su nombre y pasando a denominarse “Hermandad de la Sentencia de Muerte que dieron a Christo Nuestro Redemptor y Nuestra Señora de la Esperanza”. Este nuevo título obligaba a la Hermandad a construir un paso procesional alusivo a este pasaje evangélico, permitiendo a aquellos hermanos que quisieran disciplinarse, acompañar como flagelantes a este nuevo misterio de la Semana Santa sevillana. En estos años, la Hermandad acostumbraba hacer estación a la S. I. Catedral con tres pasos.

El 31 de enero de 1793, el Consejo de Castilla aprueba la fusión de la Hermandad de penitencia y sangre del Cristo de la Sentencia y Virgen de la Esperanza con la del Santo Rosario. En los nuevos estatutos se incluye dualidad de mayordomías y secretarías, que llevarán por separado la contabilidad y el despacho de documentación.

En el año 1903, bajo el auspicio del Cardenal D. Marcelo Spínola y Maestre, se firma la Concordia con la Hermandad del Gran Poder.

En 1936 el Templo fue incendiado, salvándose las imágenes por haber sido trasladadas con anterioridad en secreto por un grupo de hermanos a distintos lugares. Hasta 1942 permaneció en la Capilla de la antigua Universidad, volviendo ese año a la Parroquia de San Gil Abad.

El 18 de marzo de 1949, el Cardenal Segura bendijo el nuevo templo, levantado con donaciones procedentes de todo el mundo; el día siguiente, festividad de San José, se trasladaron las Sagradas Imágenes y al siguiente, el Vicario General volvió a oficiar con solemne Misa de medio Pontifical, como inicio del Septenario doloroso en honor de la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena. Las obras estuvieron bajo la dirección del arquitecto Aurelio Gómez Millán.

En 1959 se bendijo el nuevo camarín de Nuestra Señora de la Esperanza, decorado íntegramente en mármol y plata, obra cumbre del insigne orfebre D. Fernando Marmolejo Camargo. El templo fue consagrado el día 7 de Octubre de 1966 por el Sr. Cardenal Arzobispo de Sevilla, Don José María Bueno Monreal, habiendo sido declarada Basílica Menor, según Breve Pontifício de fecha 12 de noviembre del mismo año.

La Santísima Virgen de la Esperanza fue coronada canónicamente en la S. I. Catedral el 31 de Mayo de 1964 por S. E. Rvdma. el cardenal Arzobispo de Sevilla, constituyendo un gran acontecimiento en la vida sevillana, asistiendo el Jefe del Estado y el Gobierno en pleno. Con anterioridad, concretamente el 14 de marzo de 1913, el canónigo lectoral Muñoz y Pabón le impuso la corona de oro que los macarenos le habían ofrendado, en presencia del Cardenal Almaraz que previamente la había bendecido. Asimismo, el día 5 de junio de 1971, la Virgen de la Esperanza recibió en la Plaza de San Francisco la Medalla de Oro de la Ciudad, “en un gesto de admiración, reconocimiento y gratitud”, según las palabras del Excmo. Sr. Alcalde D. Juan Fernández Rodríguez-García del Busto, en el momento de su imposición.

La Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena fue declarada una de las sedes del Pabellón de Sevilla para la Exposición Universal de 1992, por cuyo motivo se remodeló su fachada, salones de exposición e interior del templo, concluyéndose igualmente sus pinturas murales, obra de D. Rafael Rodríguez Hernández.

En el año 1995, se conmemoró el IV Centenario de la Fundación de la Hermandad, en el que se programaron diversos actos y cultos en honor de esta efemérides, destacando de entre ellos: las Jornadas y Encuentros de Hermandades de la Esperanza, procedentes de toda la geografía española; el Congreso Teológico sobre “María y la Esperanza” y el Solemne Pontifical, en honor de la Santísima Virgen de la Esperanza, como culminación del citado Congreso, que tuvo lugar en la explanada del Arco de la Macarena, siendo presidido por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla. Al finalizar dicho acto, la Virgen de la Esperanza recorrió, en procesión extraordinaria, las calles de su feligresía. En dicho año, se recuperó la costumbre de realizar un solemne Via Crucis presidido con la imagen del Señor de la Sentencia, acto que se ha venido realizando desde entonces, el primer viernes de la Cuaresma. El año 1997, la imagen del Señor presidió el Vía Crucis de las Hermandades y Cofradías de Sevilla, en la S.I.Catedral.

El 21 de noviembre de 1999, en el transcurso de un Solemne Pontifical Conmemorativo del LXXV Aniversario de la Hermandad de los Estudiantes, que tuvo lugar en la Iglesia de la Anunciación, se produjo el Hermanamiento entre las dos Corporaciones. Al final de este acto, la Hermandad de la Macarena entregó su Medalla de Oro a la Hermandad de los Estudiantes.

Durante el año 2003 celebró, conjuntamente con la Hermandad del Gran Poder, el Centenario de la Concordia que se estableciera entre las dos Corporaciones en 1903.

Volver | Subir Siguiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR