TÍTULO II. LA ESPIRITUALIDAD

DisminuirAumentar

REGLA VI. Identificación con Jesucristo y con María. La imagen de Jesucristo representada en Nuestro Padre Jesús de la Sentencia nos recuerda a Jesús de Nazaret, el hijo de Dios que se hizo hombre, que se asoció al dolor de los hombres, solidarizándose con los que sufren moral y físicamente, para redimirnos de toda situación de muerte y llevarnos a una vida nueva. Los Hermanos han de ver en el Misterio de su Imagen lo que, con Jesús y por Jesús, quieren ser para con Dios y para con los hombres.

En la imagen Dolorosa de María Santísima de la Esperanza Macarena, el Hermano ha de ver a quien se identificó con el dolor de su Hijo para salvar a la Humanidad, y a quien debe ser ejemplo de esperanza inquebrantable en el amor y redención que Dios ofrece a los hombres por mediación de su propio Hijo.
Asimismo, y a través de la imagen gloriosa de Nuestra Señora del Santo Rosario, los Hermanos han de ver a quien supo ser divino regazo de Nuestro Señor Jesucristo.

REGLA VII. Vida de Hermandad. Los Hermanos han de sentirse, ante todo, personas que han aceptado consciente y libremente su Bautismo, por el que se han incorporado a Cristo y son miembros vivos de su Cuerpo que es la Iglesia.

Es más, han aceptado libremente las Reglas y el espíritu de esta antigua Hermandad para vivir con los otros Hermanos en una:
Comunidad de fe, fundamentando su vida en la Palabra de Dios, compartiendo la oración, los Sacramentos y todos los actos de culto, y expresando con actitudes personales la presencia del Reino de Dios en nosotros.

Comunidad de amor, animados por el espíritu de servicio y con una actitud permanente de solidaridad y de perdón, manifestando a todos los hombres que vivimos en una familia que tiene un solo corazón y una sola alma.

Comunidad de trabajo, en servicio de todos nuestros Hermanos, especialmente los más necesitados, colaborando siempre con la Iglesia Local, fortaleciendo y formando a nuestros jóvenes y combatiendo con actitudes y medios evangélicos la miseria, la injusticia y las desigualdades de nuestra sociedad actual.

Anterior Volver | Subir Siguiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR