Homenaje de la Hermandad a Paco Cossío

8 septiembre 2019
DisminuirAumentar


Homenaje a Paco Cossío. José Antonio Criado

Familiares, amigos, compañeros en las diferentes Juntas de Gobierno y hermanos han participado este viernes en el homenaje que la Hermandad de la Macarena ha dedicado a Francisco J. Cossío Silva, quien falleció hace un año siendo Mayordomo de Nuestra Señora de la Esperanza. 

En un abarrotado Salón Esperanza Nuestra se ha recordado la figura de Cossío y su dedicación a la corporación, en cuya vida diaria estuvo implicado desde muy joven pasando después por diferentes responsabilidades en varias Juntas de Gobierno.   

El Fiscal Primero de la Hermandad, José María del Castillo, ha hablado sobre la etapa de Cossío como Diputado Mayor de Gobierno, destacando su exigencia con todos los que participaban en la cofradía y la búsqueda constante de la excelencia en todas las actuaciones de la corporación, además del trato cariñoso que dispensaba a diputados y enlaces. 

Por su parte, el Mayordomo de Nuestra Señora de la Esperanza, José Luis Notario, ha subrayado la excelente gestión realizada por Cossío al frente de la Mayordomía, marcando hitos como el registro de los derechos de los Sagrados Titulares de la Hermandad y el enriquecimiento constante del patrimonio cerámico de la corporación, entre otros muchos. Notario ha coincidido con Del Castillo en que la principal virtud de Cossío era su bonhomía, su constante preocupación por los hermanos y su amor por la Hermandad. 

Manuel Aparicio, amigo personal del homenajeado, ha ensalzado los valores de Cossío, sobre todo justicia y la lealtad, y ha recordado su profundo compromiso cristiano y su condición de hombre de esperanza. 

Rafael Carmona, también amigo, ha recordado la preocupación constante de Cossío por sus amigos y allegados, su interés en solucionar cualquier problema que les surgiera y su capacidad para “hacernos a todos la vida más fácil”. 

Finalmente el Hermano Mayor, y amigo personal del homenajeado, ha desgranado las virtudes y valores que adornaban al amigo y al miembro de Junta de Gobierno. Su capacidad para resolver problemas, su creatividad y brillantez y su constante curiosidad lo convertían “en un ser excepcional”, que “sirvió con lealtad a la Hermandad y volcó lo mejor de sí en ella”. “Te echamos mucho de menos”, ha concluido Fernández Cabrero. 

Al término del acto, en el que también ha participado el Rector de la Basílica y Director Espiritual de la Hermandad, N. H. D. Antonio J. Mellet, el Hermano Mayor ha entregado a los hijos y esposa de Cossío un cuadro en recuerdo y homenaje a su trayectoria en la Hermandad.  

La misa del primer viernes de mes en honor del Señor de la Sentencia también se ha dedicado a la memoria de Francisco J. Cossío. 

Fotografías: José Antonio Criado y Emilio Sáenz.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR